El modelo

Seguimos analizando factores incidentes en un proyecto complejo, según el libro de Miquel Barceló y Sergi Guillot, Gestión de Proyectos Complejos. Hasta el momento nos hemos centrado en la innovación y en el equipo humano. Vamos ahora a analizar el que en el libro se lista como primer factor, lo cual no es de extrañar pues se trata de un concepto que sienta la base sobre la que deberá construirse el proyecto complejo o empresa innovadora.

foto-conexion-empresarial-modelo-de-negocioEl modelo no es solo la forma de funcionar de una empresa, con sus relaciones con clientes, proveedores, canales de comunicación, etc. Es eso y mucho más. En palabras de Barceló y Guillot, “el modelo se construye intentando representar la realidad y definiendo los elementos que nos permiten actuar sobre ella según lo que queremos conseguir”.  Así pues, el modelo conjuga la realidad con nuestra estrategia empresarial.

A nuestro entender, este planteamiento del modelo debe incluir elementos del concepto inglés de vision, la imagen que proyectamos sobre cómo queremos que sea nuestra empresa, que responde a la pregunta “hacia dónde quiero que vaya esta empresa”; así como elementos del concepto de mission, que responde al por qué hemos creado la empresa; y finalmente, elementos estratégicos, los que hay que poner en funcionamiento para conseguir los objetivos.  El modelo además es algo que debe evolucionar a medida que avanza la empresa y cambia la realidad.

La utilidad del modelo no puede menospreciarse. Escriben los autores que, además de explicar el proyecto, un modelo cohesiona a todos los implicados en el proyecto. Eso se consigue principalmente a través de forjar lazos emocionales con la persona que nos escucha describir nuestro modelo mediante un buen relato, lo que los angloparlantes llaman story.

Es imprescindible que sepamos comunicar nuestro modelo cuando nos preguntan tanto en los estadios iniciales como más adelante en la historia de nuestro proyecto. Una manera útil de prepararnos para esos momentos es practicar la story frente a conocidos, aceptar críticas constructivas, retocar el discurso, pulirlo, volver a practicarlo hasta confirmar que logramos captar la atención emocional del receptor.

Más allá de vincular a las personas con nuestro negocio, el modelo tiene también un utilidad práctica de darnos una imagen muy esquemática y clara sobre la que fijar nuestra prioridades.

Os recomendamos la lectura de este capítulo para profundizar en este concepto, como base para vuestros proyectos complejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s